Dos auditorías realizadas por la Contraloría General de la República (CGR) determinaron que la deuda que el Estado tiene con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) por concepto del seguro de salud y pensiones IVM ronda ya el billón de colones.

Así consta en los informes DFOE-SOC-IF-00010-2018 y DFOE-SOC-IF-00014-2018, emitidos el 10 y 17 de septiembre respectivamente.

La deuda más grande procede del Seguro de Enfermedad y Maternidad (SEM) y ha crecido año con año, pasando de ¢261.559 millones en diciembre de 2011, a ¢694.622 millones en diciembre de 2017.

A ese monto se le suma una cuenta por cobrar al Estado a corto plazo, que a finales del año anterior ascendía a ¢222.161,40 millones, por lo que la deuda con el Seguro de Enfermedad y Maternidad (SEM), totaliza un monto de ¢916.783,59 millones, equivalente al 32% de los activos totales de la CCSS.

La Contraloría determinó, además, que el Estado costarricense le debe al régimen de pensiones por Invalidez, Vejez y Muerte de la C...